MICROMOVILIDAD

El mayor beneficio de la micromovilidad radica en su reducido tamaño y gran agilidad para circular en las grandes ciudades, respetando al medio ambiente

Debemos tener en cuenta que, ante la ausencia de combustibles, no se producen emisiones de gases tóxicos, permitiendo que nos desplacemos de un lado a otro de una forma totalmente limpia y ayudando a reducir la contaminación.

Un microvehículo brinda un traslado cómodo y eficiente, ofreciendo la posibilidad de cargarlo en cualquier medio de transporte.

Por otra parte, los vehículos eléctricos se caracterizan por su andar silencioso. Esto supone una gran ventaja para todas las zonas como countries, complejos vacacionales o barrios, evitando perturbar la tranquilidad de estos.

En los últimos años, los motores de los vehículos eléctricos han sido mejorados al punto de equiparar las prestaciones de un motor a combustión y presentar algunas ventajas por sobre estos últimos.

Los motores eléctricos tienen un 90% menos de componentes que uno convencional, por lo que las probabilidades de que surja algún problema, o sea necesario cambiar una pieza, disminuyen casi por completo. También es importante saber que la fricción, y por consiguiente la temperatura a la que llega el motor, es mucho menor que en los motores a combustión, aminorando el desgaste del vehículo y prolongando su vida útil.

Ventajas de la micromovilidad eléctrica

No produce contaminación atmosférica.

No produce contaminación sonora.

Su uso permite prescindir de combustible y su elevado costo, cuidando al medio ambiente.

No necesitas pagar estacionamiento.

Se puede circular por zonas limitadas al tráfico (como microcentro)

No requiere seguros, y en caso de que el usuario opte por uno, son más económicos.

Eficiencia energética

En conclusión, creemos que la presencia de los microvehículos eléctricos es esencial para mejorar la circulación y la calidad del aire, especialmente en los núcleos urbanos. Éstos desempeñan un papel clave en la resolución de algunos de los retos que plantea el crecimiento poblacional en al menos dos aspectos: las preocupaciones medioambientales y el ahorro de tiempo.